Diferencias entre elevadores y ascensores

La mayoría de las personas que vienen a nuestras oficinas desconocen las principales diferencias entre ascensores y elevadores en Ciudad Real, de ahí su sorpresa al comprobar que los costes, tanto de la instalación como del mantenimiento de un elevador doméstico sean tan reducidos. Empecemos por decir que, aunque ambos cumplan la función de transportar verticalmente personas o mercancías, se trata de máquinas completamente diferentes.

El mantenimiento de los elevadores de uso doméstico es muchísimo más sencillo y con menos exigencias que el que necesitan los ascensores tradicionales. Las revisiones de éstos deben llevarse a cabo cada mes y siempre por un técnico autorizado, mientras que las revisiones de los elevadores es suficiente con que cubran un periodo de tres meses.

Pero en cuando son más notorias las diferencias entre ascensores y elevadores de Ciudad Real es en el momento de la instalación. Los ascensores requieren una obra compleja pues la maquinaria para su funcionamiento suele requerir la construcción de un foso, los soportes para el sistema de poleas y contrapesos, etc. Por su parte, la instalación de un elevador doméstico puede llevarse a cabo en menos de una jornada de trabajo. Sin apenas molestias ni obras.

Para el funcionamiento de un elevador es suficiente con una toma eléctrica normal y corriente y su consumo de energía es mínimo pues aprovecha para el descenso la propia fuerza de la gravedad. Por el contrario, los ascensores tradicionales requieren una acometida de fuerza que, en la mayoría de los casos exige un cambio en los contratos de la luz.

En resumen, un mantenimiento sencillo y económico y unos costes muy reducidos en la instalación son las causas por las que cada vez más clientes vienen a Metsa Ciudad Real interesándose por la instalación de elevadores para sus casas.